Niños pequeños

Nueces al amamantar: qué elegir

Pin
Send
Share
Send
Send


La leche materna es el mejor alimento para el bebé. Contiene las sustancias necesarias para fortalecer y hacer crecer el cuerpo del niño. Para no dañar al bebé, la joven madre después del nacimiento del bebé necesita reconsiderar la dieta. Todo lo que una mujer come durante este período se mete en la leche materna. El menú debe contener sólo los productos más útiles. Estos incluyen nueces. Este artículo habla sobre los beneficios, el daño y el uso adecuado de las nueces por parte de una mujer durante la lactancia.

Nueces de lactancia

Las nueces están saturadas con sustancias que tienen un efecto benéfico en el cuerpo, como las proteínas, las vitaminas, los minerales y las grasas. A pesar de sus beneficios, son difíciles de digerir por el cuerpo, especialmente para los niños y, además, se consideran alergénicos. Al amamantar este producto se usa con precaución, con moderación.

Las nueces tienen un efecto positivo en la producción de leche materna, benefician a la madre y al bebé, deben incluirse en la dieta de las madres lactantes. Antes de agregar nueces al menú durante la lactancia, debe averiguar qué beneficios y qué daño produce el producto, qué vitaminas y oligoelementos contiene, cómo afecta el cuerpo del bebé.

Los beneficios de las nueces.

La fruta contiene vitaminas C, PP, E, B, A, K. Los granos son útiles para fortalecer la inmunidad de las madres lactantes y los bebés. Ayudan a los bebés a crecer y desarrollarse normalmente, y son necesarios para que una mujer restaure rápida y completamente la actividad posparto.

Además de las vitaminas, las frutas contienen muchos minerales. Consisten en zinc, hierro, magnesio, potasio, fósforo, yodo, proteínas, aminoácidos.

El uso de nueces de lactancia materna es necesario para mejorar su salud y para la salud del niño. Las sustancias incluidas en el producto tienen propiedades antibacterianas, tienen un efecto vasoconstrictor, compensan la deficiencia de hierro en el cuerpo después del parto, aumentan la cantidad, el contenido de grasa y el contenido calórico de la leche materna.

Daño de la tuerca

A pesar de la abundancia de propiedades beneficiosas, las frutas pueden causar daño al cuerpo de la madre y del bebé. Este producto se considera altamente alergénico debido al alto contenido de aceites esenciales en la composición. Comerlos debe ser con extrema precaución, comenzando con porciones pequeñas, un grano por día.

Las madres que sufren enfermedades de la piel deben usar este producto con precaución. Las nueces contienen tiramina, que puede causar dolores de cabeza. Si eres propenso a las migrañas, es mejor dejar de comer nueces.

Probar un nuevo tipo de nueces es mejor en la mañana, sin agregar nada nuevo a la comida ese día. Es necesario hacer un seguimiento de la reacción en los bebés. Cuando aparece una erupción roja, se deben detener los cambios en las heces del bebé y comer frutas.

Después de unas semanas puedes intentarlo de nuevo. Si un niño es alérgico a varios alimentos, está contraindicado usar el producto.

Puede amamantar a mamá

Las nueces contienen ingredientes alergénicos, debes comerlas con cuidado. Antes de agregar frutas a la dieta, debe saber cuáles de ellas son las más seguras durante la lactancia y cuáles pueden causar daño.

Necesito empezar con el cedro. Luego prueba las nueces, las almendras y los anacardos. Las frutas más alergénicas son el maní y las avellanas. Ahora sobre cada variedad con más detalle.

Permitido

Lo más seguro para el bebé puede ser llamado piñones. En su composición los componentes menos alergénicos. Sin embargo, contienen una proteína que causa una reacción alérgica.

Si una madre ya ha observado una reacción a la leche de vaca, cítricos u otros productos en un bebé, entonces vale la pena esperar un poco con el uso de piñones. En general, esta variedad puede considerarse segura, ya que rara vez es alérgica a ella. Por lo general, la reacción se manifiesta en forma de trastornos intestinales del bebé o erupciones en la piel. Si el niño no es propenso a las alergias, puede comenzar a usar piñones con algunos nucleoli por día, aumentando gradualmente la cantidad a 100 gramos. por dia

Las nueces también son útiles en la HB. Además, se pueden comprar fácilmente en cualquier tienda, a diferencia del cedro. Esta variedad es la más grasa y alta en calorías debido al alto contenido de ácidos poli-saturados. Por lo tanto, para aumentar el contenido calórico de la leche materna, se recomienda comer nueces. Pero no abuses de ellos. Los granos pueden provocar estreñimiento en un bebé. Cuando se usan nueces en cantidades moderadas, la calidad de la leche aumentará.

Si una madre come mucha fruta al día, no se excluye una reacción alérgica en el niño en forma de erupción cutánea. Pueden aparecer trastornos cólicos e intestinales.

Con cuidado

Al agregar almendras y anacardos a la dieta, una madre que amamanta debe tener cuidado. Estas variedades son las más alergénicas. Pero al mismo tiempo tienen varias propiedades útiles:

  • ayudar a combatir la fatiga
  • aumentar el apetito
  • Ayuda con el aumento de peso en los bebés.
Comer almendras y anacardos con cuidado.

Las almendras y los anacardos deben consumirse en pequeñas cantidades, ya que pueden causar una erupción, así como cólicos en un niño.

Prohibido

Variedades prohibidas incluyen frutas de avellana. Son muy alergénicos, tienen un alto contenido calórico. Si una mujer decide probarlo, puede hacer que el bebé tenga gases en los intestinos, aumento de los cólicos y molestias en las heces.

Las avellanas son difíciles de digerir mientras el sistema digestivo aún débil del niño. La reacción al alérgeno puede ser enrojecimiento de la piel, picazón. Si aparecen los síntomas anteriores, debe consultar a un médico.

Durante la lactancia debe abandonar el maní. Puede ser peligroso para la salud de los bebés. Además de una gran cantidad de componentes alérgicos en la composición, puede haber hongos patológicos en las frutas de maní que causan envenenamiento del cuerpo.

Nueces en el primer mes de alimentación.

En los primeros tres meses después del nacimiento, la madre que amamanta debe seguir una dieta estricta. El sistema digestivo del bebé aún no está lo suficientemente formado, no se recomienda darle grandes cargas. Las nueces son un producto alto en calorías, por lo que deben agregarse a la dieta no antes de los tres meses posteriores al nacimiento del niño.

Otra razón por la que no debe comer nueces en el primer mes de vida del bebé es su capacidad para hacer que la leche sea viscosa. Será bastante difícil para un niño chupar esa leche del pecho. Debemos esperar hasta que el bebé gane fuerza. Comienza a comer frutas gradualmente, con un nucleolo por día.

Pautas de selección de productos

Elegir un producto de calidad en nuestro tiempo es difícil. En los estantes de las tiendas hay una gran abundancia de frutos secos. En la elección correcta puede ser difícil.

Algunos consejos a la hora de elegir un producto:

  1. Valorar la calidad del embalaje. No debe ser dañado. La calidad de impresión en el embalaje debe ser clara y brillante.
  2. Verifique la fecha de vencimiento. En envases de plástico el producto se almacena hasta 6 meses. Después de la fecha de caducidad, las nueces pierden su sabor, no se recomienda comerlas.
  3. Cuando compre nueces por peso, debe evaluar la calidad de la cáscara. No debe estar agrietado. Las nueces peladas deben ser de apariencia brillante. Si los frutos se encuentran durante mucho tiempo, forman moho. Las tuercas de tierra se almacenan un poco, por lo que no se recomienda comprar este producto.
  4. El anacardo es traído a nosotros desde Brasil. Por lo tanto, su transporte dura más de un mes. Al comprar esta tuerca, debes prestar atención a la apariencia: no debe haber manchas y un olor "amargo" en las tuercas.

Si sigue las recomendaciones para la selección, puede comprar un producto sabroso y de alta calidad que no dañe a la madre y al niño.

Recomendaciones para comer nueces durante la lactancia.

Una madre lactante debe seguir una dieta estricta en los primeros meses de lactancia. Sólo de esta manera puede proteger a su hijo de los trastornos intestinales y las reacciones alérgicas.

Para no dañar el cuerpo pequeño y frágil del bebé, debe seguir las reglas de comer nueces durante la lactancia:

  1. Pruebe las nueces a más tardar tres meses después del nacimiento del niño.
  2. Comenzando con un nucleolo por día.
  3. Solo se puede comer una variedad al día. Si un niño tiene una reacción negativa, el alérgeno se puede identificar de inmediato.
  4. Si los padres son alérgicos a los alimentos, no agregue nueces a su dieta. Las alergias pueden ser heredadas.
  5. Las nueces están contraindicadas si una mujer tiene enfermedad de la vesícula biliar.
  6. Si se produce una reacción alérgica en un niño, abandone inmediatamente el uso del producto.
  7. Puede consumir 30 gramos de fruta por día (7–8 granos).
  8. Las frutas con moho, amargas al gusto están contraindicadas al uso.
  9. Es recomendable comprar frutas enteras. Es mejor si están en la concha. Almacenar en un lugar fresco y seco.
  10. Deje de comer avellanas y cacahuetes durante la lactancia.

Una madre lactante debe ser selectiva en la elección de alimentos para su dieta. Después de todo, se trata de la salud del niño. Con la elección correcta y el uso de nueces, una mujer se beneficiará a sí misma y a su bebé, fortalecerá el sistema inmunológico.

Durante la lactancia, es importante observar las precauciones y controlar cuidadosamente todos los cambios en las reacciones del bebé. Si come nueces con moderación y fresco, puede evitar la mayoría de los problemas.

Si el bebé no es alérgico, se pueden agregar nueces a varios platos. Estas son las pastas y ensaladas, carnes y segundos platos, porridges. Dado que las nueces tienen un efecto positivo en la lactancia, existen muchas recetas específicamente para madres lactantes que usan este producto.

Para aumentar el contenido de grasa y el valor nutricional de la leche materna, se prepara una bebida especial. Las nueces se trituran y se agregan a 100 ml de leche hervida. La mezcla se deja en un termo durante dos horas y se bebe durante el día. Sin embargo, esta infusión se puede beber solo cuando el bebé no es alérgico a la proteína de vaca. Esta mezcla mejora la calidad de la leche materna y ayuda con el estreñimiento en los bebés lactantes.

Una masa de nueces y zanahorias aumentará la producción de leche y ayudará con las crisis lácticas. Las zanahorias medianas se rallan, las nueces se trituran y los ingredientes se mezclan. Tomar tres veces al día después de las comidas en media cucharadita. ¡Puede almacenar la masa en el refrigerador solo en un recipiente hermético!

Para mejorar la lactancia, puede tomar 100 gramos de pasas, albaricoques secos e higos, un vaso de nuez. Los ingredientes se pican y se mezclan con 100 gramos de mantequilla. En ausencia de alergias en lactantes se puede tomar miel. Las frutas secas tienen un efecto positivo en la producción de leche y tienen más beneficios que las frutas frescas.

Pin
Send
Share
Send
Send