El embarazo

¿Cómo evitar las hemorroides, qué hacer?

Pin
Send
Share
Send
Send


Las hemorroides durante el parto no solo son un problema delicado, sino que también son desagradables para las futuras madres. Según las observaciones de los médicos, esta enfermedad se desarrolla por primera vez en el embarazo en cada segunda mujer. Pero las hemorroides no son una contraindicación para el parto natural, a pesar de que puede causar muchos problemas tanto durante el embarazo como durante el parto.

Los cambios fisiológicos que ocurren en el cuerpo de una mujer embarazada a menudo causan el crecimiento de hemorroides. Pero la enfermedad más peligrosa es para aquellas futuras madres que están predispuestas al desarrollo del estancamiento en los órganos pélvicos.

¿Qué es peligroso para las hemorroides en el parto y es posible dar a luz con él?

Las hemorroides no son indicaciones de no llevar a cabo el parto natural. Pero esto no significa que durante el parto el problema no empeore y no haya complicaciones. Por lo tanto, durante el embarazo es importante hacer todo lo posible para minimizar las causas y los síntomas de la enfermedad, a fin de no hacer más preguntas: las hemorroides durante el parto: ¿cómo dar a luz?

La enfermedad puede aparecer por primera vez durante el embarazo. En este caso, es importante no dudar con el tratamiento, el uso de medicamentos modernos le permite hacer frente rápida y eficazmente a la patología en la etapa inicial de su desarrollo. Lo principal es conocer las principales causas de las hemorroides y eliminar los posibles factores de riesgo.

Si no trata la enfermedad, las hemorroides pueden causar las siguientes complicaciones al nacer:

  • sangrado, que a veces requiere atención de emergencia,
  • Infección y infracción de las hemorroides.
  • desarrollo de tromboflebitis,
  • la transición de la forma crónica de la enfermedad a aguda, con un mayor desarrollo de necrosis de los nódulos y paraproctitis.

Las hemorroides no tratadas más peligrosas durante el parto es que existe un riesgo de sangrado con la consiguiente pérdida significativa de sangre.

Hay 5 causas principales de las hemorroides. A veces una mujer puede tener simultáneamente varios de ellos.

Adicción al estreñimiento

La motilidad intestinal perturbada en el fondo de la desnutrición conduce al estreñimiento. El estreñimiento crónico, a su vez, provoca la aparición de estancamiento en las venas pélvicas, que se convierte en la causa del desarrollo de las hemorroides. Más sobre el estreñimiento durante el embarazo →

Como regla general, es posible corregir la condición cambiando la dieta y normalizando las heces. A veces se requiere medicación.

Crecimiento del útero

Durante el embarazo, el útero aumenta gradualmente con el crecimiento del feto. A medida que crece, ejerce una mayor presión sobre los vasos y órganos de la pelvis pequeña, incluidos los intestinos.

Esto conduce al desarrollo de estreñimiento y estancamiento, que finalmente termina con las hemorroides. Para reducir el riesgo de un problema, se recomienda evitar sentarse por largos períodos de tiempo.

Estilo de vida sedentario

La actividad física insuficiente, la falta de voluntad para practicar deportes, un estilo de vida sedentario es una causa universal del desarrollo de hemorroides entre las futuras madres y otras personas.

La mayoría de las mujeres durante el embarazo intentan limitar su actividad de todas las formas posibles, justificándola con mala salud y malestar en el abdomen y la zona lumbar. Tal comportamiento afecta negativamente el proceso de circulación de la sangre en los órganos pélvicos, lo que conduce a la formación de cambios nodales hemorroidales.

Desequilibrio hormonal

El cuerpo de una mujer durante el embarazo sufre muchos cambios, incluso desde el lado del fondo hormonal. Por ejemplo, un aumento del nivel de progesterona en la sangre, que es necesario para mantener y preservar el embarazo, tiene un efecto secundario en los vasos pélvicos, lo que contribuye a su expansión patológica.

Además, la tormenta hormonal en el cuerpo de la futura madre causa estreñimiento. Si agrega a estos factores, una mala nutrición y un estilo de vida sedentario, la combinación de estos criterios en casi el 100% de los casos conduce a hemorroides.

Actividad genérica para cada mujer debido a la alta carga física en los órganos pélvicos. Si, antes del nacimiento del niño, la futura madre tenía los síntomas iniciales de hemorroides, que ni siquiera podía notar, entonces, en la mayoría de los casos, después de dar a luz, la patología se sentirá o afinará. Es por eso que la prevención de las hemorroides en mujeres embarazadas es importante.

Si una mujer está sana, la probabilidad de hemorroides después del nacimiento es mínima.

El sangrado después de una evacuación intestinal es uno de los principales síntomas de las hemorroides. La pérdida de sangre puede ir desde rastros de sangre en papel higiénico hasta sangrado severo que requiere atención de emergencia. Además, la enfermedad se caracteriza por la presencia de picazón, ardor y malestar en el área del ano. El dolor no se presenta en todos los casos, generalmente el dolor durante la defecación y en reposo aparece solo en la etapa de exacerbación de la enfermedad.

El prolapso de las hemorroides es el segundo síntoma brillante de las hemorroides. En la etapa inicial de la enfermedad, los nódulos salen del esfínter del ano junto con la silla, usted puede ajustarlos usted mismo. Más tarde, los nodos deben restablecerse con más frecuencia, ya que a medida que la patología avanza, el tono muscular del esfínter se debilita y no puede mantener los nodos en el recto durante mucho tiempo.

Las hemorroides, como cualquier otra enfermedad, son agudas y crónicas. En el primer caso, la patología se acompaña de dolor agudo, en particular, en el proceso de defecación, al caminar, e incluso con un poco de esfuerzo físico.

La forma crónica de las hemorroides se caracteriza por dolor leve en el ano, que aparece a menudo durante los movimientos intestinales y desaparece después de este, sangrado leve y raro después de heces y pérdida periódica de hemorroides.

Si una mujer tiene hemorroides antes del parto, ¿qué hacer? Por supuesto, para tratarlo durante el embarazo, y la terapia debe comenzar a tiempo. En este caso, la futura madre tiene más posibilidades de un resultado exitoso para esta enfermedad.

Primero, es necesario corregir el trabajo del intestino, eliminando el estreñimiento. Esto se puede hacer con una dieta adecuada y ejercicio moderado, dirigido a mantener el tono muscular del perineo y la pared abdominal, lo que le permite deshacerse de los fenómenos estancados en los órganos pélvicos.

Y, en segundo lugar, el tratamiento de las hemorroides durante el embarazo depende de la etapa de la enfermedad. Por esta razón, todas las futuras madres que sufren esta patología se dividen en dos grupos.

Grupo 1: mujeres con hemorroides asintomáticas, detectadas en la etapa de desarrollo temprano con examen médico aleatorio. Dichos pacientes no reciben medicamentos, solo se les recomiendan medidas preventivas: dieta, terapia física, caminar, si es necesario, se prescriben laxantes.

Grupo 2: mujeres con estreñimiento crónico, ardor y picazón en el recto, sangrado y dolor durante la defecación. El tratamiento en este caso es la medicación, la selección de medicamentos se lleva a cabo individualmente por un proctólogo con experiencia. Más sobre medicamentos para el tratamiento de las hemorroides durante el embarazo →

Durante el embarazo, las hemorroides se tratan con los mismos preparados en forma de ungüentos, supositorios y geles, que se prescriben a todos los pacientes:

  • Para reducir la permeabilidad de los vasos sanguíneos y la fragilidad capilar, así como para eliminar la inflamación, aplique Troxevasin, Ginkor-forte, Troxerutin,
  • para reducir la viscosidad de la sangre y aumentar el tono vascular, doxium, hepatrombina, escuzan,
  • Con fines anestésicos y antipruríticos, se recomiendan Venitan y Misvengal.

Si las hemorroides durante el embarazo se combinan con la presencia de una fisura anal, también es recomendable dejar la elección para una terapia conservadora. En caso de necesidad de tratamiento quirúrgico, los médicos recurren a las intervenciones más benignas dirigidas a prevenir el sangrado.

¿Cómo son los nacimientos con hemorroides?

Hemorroides y parto: un fenómeno completamente compatible, ya que los médicos no consideran esta enfermedad como una contraindicación para el parto natural. Solo la forma crónica de las hemorroides es una indicación de cesárea, si estamos hablando del 4º grado de patología.

El parto quirúrgico para las hemorroides se recomienda para mujeres con sangrado abundante y trombosis. Pero esto es bastante raro. En cualquier caso, la decisión sobre la naturaleza del parto se toma individualmente, después de que la mujer sea examinada por un proctólogo.

Pero inmediatamente se debe tener en cuenta que dar a luz a las hemorroides no es la mejor combinación. Lo más probable es que la presencia de hemorroides afecte la duración del parto y, en cierta medida, su dolor. Además, el parto puede agravar el curso de la enfermedad, ya que implica una tensión intensa del sistema muscular de la pelvis y el perineo, lo que significa que la carga recaerá sobre los vasos, el esfínter y el recto.

Dependiendo de cómo fue la entrega, puede juzgar las consecuencias de la patología. El nacimiento rápido y fácil de un niño en el mundo prácticamente no puede afectar el curso de las hemorroides.

El parto prolongado con intentos prolongados y extenuantes generalmente conduce a complicaciones graves. Con tal parto, la enfermedad puede ocurrir incluso en aquellas mujeres que no han encontrado previamente esta patología.

Moviéndose a lo largo del canal de parto, el feto pellizca los vasos y órganos de la pelvis pequeña de la madre. Si la condición de las hemorroides en la mujer en trabajo de parto no es satisfactoria, entonces durante los intentos, pueden caer a través del esfínter del ano.

La mayoría de las veces, una reducción adicional del esfínter los devuelve al lugar adecuado, a veces los nodos "llenan" a las parteras. En casos raros, durante el parto natural con hemorroides, se produce pellizco de los nodos, lo que resulta en una forma aguda de la enfermedad.

¿Es posible evitar la exacerbación de las hemorroides durante el parto? Si la enfermedad ya está allí y el parto ha comenzado, es casi imposible influir en la situación. Una mujer solo puede escuchar y seguir todas las instrucciones de la partera y el médico. Las acciones oportunas y competentes en el período de consumo de alcohol, sin una presión adicional sobre los músculos del perineo, son el camino correcto para un parto seguro y fácil, sin consecuencias como rupturas y hemorroides.

Actividades posparto

El tratamiento de las hemorroides después del nacimiento se lleva a cabo de dos maneras. El primero se basa en la terapia conservadora, el segundo método es la atención quirúrgica. Todo depende de cómo progresa la enfermedad. No debe tener miedo al tratamiento quirúrgico, ya que las técnicas modernas como la escleroterapia, la coagulación infrarroja y la ligadura de los nodos con látex son intervenciones de bajo impacto que garantizan una recuperación exitosa.

No se recomienda hacer un diagnóstico y tratar las hemorroides en casa sin la participación de un médico. Con la detección temprana de problemas, el tratamiento es más rápido y más efectivo.

Existen muchos fármacos eficaces dirigidos al tratamiento de esta patología. Por lo tanto, el parto y las hemorroides, cuando se combinan, no son actualmente un problema grave. Lo principal, cuando se detectan signos del desarrollo de la enfermedad, consulte a un médico para obtener ayuda.

Autor: Olga Rogozhkina, médico,
específicamente para Mama66.ru

Reglas básicas de salud rectal.

Solía ​​ser que las hemorroides son una enfermedad relacionada con la edad. Recientemente, sin embargo, los médicos están diagnosticando cada vez más el desarrollo de formaciones hemorroidales en los jóvenes. Este aumento en la incidencia es provocado por muchos factores que tienen un efecto muy negativo en la salud del recto y el canal anal.

La aparición de la enfermedad está asociada con el uso de productos nocivos, alcohol, con un estilo de vida sedentario y poca actividad. Cada vez más, en lugar de caminar y practicar deportes, las personas prefieren pasar su tiempo libre en la computadora en casa o en la oficina. Sin embargo, algunas recomendaciones ayudarán a prevenir el desarrollo de una enfermedad grave y desagradable. Para evitar las hemorroides, debes:

  • Revisa tu propia dieta. Es muy importante maximizar el consumo de alimentos ricos en fibra. En el menú diario desea incluir una variedad de cereales, verduras, frutas, semillas, frijoles. El aumento de la fibra debe ser gradual.
  • eliminar los trastornos digestivos - diarrea, estreñimiento, envenenamiento. Mejorar el trabajo del sistema digestivo ayudará a una dieta adecuada y utilizará solo alimentos frescos y de alta calidad.
  • bebe muchos líquidos Para normalizar las heces, debe beber mucha agua diariamente. Esta medida normaliza la consistencia de las heces. Debido al volumen suficiente de líquido, las masas fecales se formarán suaves, lo que evitará lesiones excesivas en las paredes del recto y el canal anal. El consumo diario de grandes cantidades de agua eliminará el estreñimiento.
  • hacer ejercicio todos los dias Cuando esté sentado en la oficina, debe levantarse periódicamente de la mesa y hacer un poco de ejercicio para los músculos de la pelvis pequeña. La cultura física ayuda a mejorar la circulación sanguínea y normaliza la circulación sanguínea adecuada en los órganos pélvicos.
  • hacer ejercicios por la mañana
  • eliminar el levantamiento de pesas fuerte. El levantamiento de varios pesos contribuye a la expansión de las venas y afecta adversamente los vasos intestinales, causando un fuerte flujo de sangre,
  • Mantener la higiene regular del área anal.

Gimnasia de hemorroides.

Un complejo de ejercicios sencillos ayudará a prevenir el desarrollo de las hemorroides, así como a estar siempre en buena forma. Se requiere una cultura física tan simple para realizar un par de veces al día. Cada ejercicio debe repetirse 10-15 veces. La gimnasia preventiva incluye:

  • ejercicio de piernas "tijeras"
  • Máxima presión de rodilla en el estómago.
  • ejercicio "bicicleta"
  • Gira la pelvis en diferentes direcciones en la posición prona.
  • Tensión y relajación de los músculos del ano.
  • levantando la pelvis.

La natación tiene un efecto muy positivo en la microcirculación de la sangre en los órganos pélvicos. Por eso es importante disfrutar de la piscina y disfrutar de tratamientos de agua y ejercicios en el agua. Correr también ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y restablecer el flujo sanguíneo adecuado.

Cómo evitar las hemorroides durante el embarazo.

Durante el embarazo, el crecimiento del útero comienza a ejercer presión sobre las venas pélvicas, por lo que comienzan a surgir varios problemas. A menudo en el proceso de llevar a un niño desarrolla hemorroides. Una gran contribución a la salud de la futura madre y el feto producen varias vitaminas. El uso de complejos vitamínicos durante el embarazo ayudará a fortalecer la salud del cuerpo y mejorar el bienestar de una mujer embarazada.

Es muy importante ajustar su dieta durante el embarazo. Una mujer que está esperando un bebé a menudo tiene sobrepeso. Como resultado, aparece hinchazón de las piernas, venas varicosas y hemorroides. Por lo tanto, el cumplimiento de la dieta adecuada y el control de su propio peso durante el embarazo es extremadamente necesario. Una dieta adecuada prevendrá el desarrollo de estreñimiento y normalizará la digestión.

No te olvides de tu salud durante el embarazo. Se necesita más caminar en el aire fresco, caminar, evitar levantar pesas y estar sentado por mucho tiempo. El médico puede aconsejarle que realice ejercicios especiales para mujeres embarazadas, que mejorarán la circulación sanguínea en los órganos pélvicos.

Cómo evitar las hemorroides durante el parto.

El parto es un proceso importante para toda mujer. Sin embargo, es durante el parto que se produce un fuerte esfuerzo excesivo de la musculatura del canal anal. Como resultado, las hemorroides caen del ano. La ayuda oportuna de los obstetras durante el parto ayudará a evitar una fuerte tensión muscular. Se requiere hacer los intentos en el proceso del parto y cuidar el curso adecuado del embarazo, llevando un estilo de vida saludable.

Es útil para las futuras madres asistir a cursos que se prepararán para el parto y enseñarán el comportamiento adecuado durante el nacimiento de un niño. Además, la futura madre debe someterse a un examen médico oportuno y realizar todas las citas del ginecólogo.

Las hemorroides durante el parto pueden complicar enormemente el proceso de tener un bebé y hacer que el parto sea aún más difícil y doloroso. Muchos obstetras creen que el comportamiento correcto de la mujer durante el parto durante el parto reducirá significativamente el riesgo de que las hemorroides se caigan del ano. No podemos permitir una carga fuerte en las venas hemorroidales durante el parto.

Realizar correctamente el parto y mover correctamente los intentos y contracciones enseñará una capacitación especial de futuras madres en los cursos. La gimnasia especial reducirá el riesgo de hemorroides durante el parto. Algunos ejercicios médicos están autorizados a aguantar el parto.

Prevención de exacerbaciones

Cómo evitar la exacerbación de las hemorroides después del tratamiento terapéutico o quirúrgico, muchos pacientes están interesados ​​en la enfermedad. La prevención de la enfermedad en el hogar debe basarse en el régimen correcto del día, la dieta adecuada y la implementación de ejercicios ligeros.

Организация своего дня должна быть правильной – то есть, физические нагрузки необходимо чередовать с пассивным образом жизни. Требуется:

  • строго придерживаться назначенной проктологами диеты,
  • caminar mucho en el aire fresco
  • Trate de no forzar demasiado los músculos de la prensa inferior.

Está especialmente prohibido levantar varias pesas después de la cirugía.

Es muy importante renunciar a los malos hábitos. Fumar y la ingesta de alcohol afectan negativamente la restauración de la membrana mucosa del recto y del canal anal. Los malos hábitos pueden provocar complicaciones y recurrencia de las hemorroides después del tratamiento.

Es muy importante mantener una higiene regular del perineo y del área anal. Es necesario llevar ropa interior no sintética y dar preferencia a la ropa natural. La normalización de la digestión, la normalización de las heces y la eliminación del estreñimiento ayudarán a eliminar completamente la reaparición de las hemorroides y su exacerbación.

En la prevención de la enfermedad, el yoga, la fisioterapia y la gimnasia juegan un papel importante. No es de extrañar que las personas de la infancia estén acostumbradas a los deportes, proporcionando una vida plena. El deporte trae salud. La tensión muscular durante el ejercicio contribuye al flujo sanguíneo adecuado en todos los órganos del cuerpo, incluido el suelo pélvico.

Es muy bueno hacer gimnasia al aire libre; mientras se realizan ejercicios simples, los vasos y las venas del cuerpo están saturados de oxígeno al máximo. Para la prevención de las exacerbaciones de las hemorroides útil caminar, correr, nadar, varios juegos de deportes - baloncesto, bádminton, tenis, fútbol.

¿Qué es las hemorroides, y qué es?

Las hemorroides son una enfermedad del sistema vascular del suministro de sangre al recto y se caracteriza por venas hemorroidales varicosas. Es a través de estas venas que la sangre fluye desde las partes inferiores del recto. Como resultado del estancamiento prolongado de la sangre, se producen cambios en ellas, las venas se enroscan y constituyen las protuberancias en forma de cono de la piel alrededor del ano o la mucosa rectal.

Para la localización de las hemorroides se clasifican:

  • En el exterior, en la que los nodos se ubican hacia afuera desde el ano y se visualizan durante una inspección de rutina. También el paciente puede verlos.
  • Interno, en el que las protrusiones hemorroidales se encuentran por encima del anillo anal, es decir, dentro de las partes inferiores del recto.

La naturaleza del curso de estos tipos de esta enfermedad:

  • aguda: se caracteriza por síntomas pronunciados en forma de dolor intenso e inflamación,
  • Crónico: se acompaña de alternancia de síntomas de exacerbación con períodos de remisión.

También hay varias etapas de la enfermedad, que, si no se tratan, progresan, avanzando a la siguiente, más avanzada.

Causas de las hemorroides durante el embarazo

La aparición de hemorroides durante el embarazo contribuye a los siguientes factores:

  • Aumento fisiológico en los niveles de progesterona en el cuerpo. Esta hormona es indispensable para el curso normal del período prenatal del feto. Al mismo tiempo, tiende a disminuir el tono vascular, incluidos los plexos venosos. Las venas de las partes inferiores del recto se dilatan y sobresalen en forma de hemorroides. Con un aumento en la duración del embarazo, el nivel de la hormona aumenta, respectivamente, la aparición de hemorroides antes del nacimiento es típica.
  • El crecimiento del útero y el feto, como un factor en la presión en la pelvis y la cavidad abdominal. El útero, a medida que avanza el embarazo, ejerce cada vez más presión sobre las venas pélvicas, que recogen la sangre de los genitales y el recto. Por lo tanto, se crean condiciones favorables para la violación de la salida de sangre venosa de las venas rectales y se forma por las hemorroides antes del parto.
  • Desaceleración de la motilidad del tracto digestivo inferior debido a cambios hormonales. En estas condiciones, se produce una predisposición al estreñimiento. El llenado excesivo prolongado del recto con heces contribuye a la estasis venosa. Además, cuando está estreñida, una mujer embarazada se ve obligada a esforzarse intensamente durante los movimientos intestinales, lo que también contribuye a la formación de nódulos en las venas hemorroidales.
  • Hipodinamia y debilidad de los músculos del suelo pélvico. Muchas futuras madres llevan un estilo de vida pasivo durante el embarazo. En algunas mujeres, este régimen sedentario se asocia con complicaciones del embarazo (gestosis, amenaza de aborto o parto prematuro). Algunos son simplemente perezosos, refiriéndose a la fatiga. Todo esto conduce a una alteración de la circulación sanguínea en los órganos pélvicos y contribuye al desarrollo de las hemorroides antes del parto.

¿Por qué aparecen las hemorroides durante el parto?

Con el curso natural del parto, el cuerpo de la mujer tiene que soportar una carga tremenda. Durante las contracciones, las fibras musculares del útero se contraen, promoviendo que el feto se mueva a través del canal del parto. Esto conduce a un aumento de la presión en la cavidad abdominal y la pelvis pequeña e impide el flujo de sangre de las venas, incluyendo hemorroides. Existe su expansión varicosa.

En la segunda etapa del parto, se agregan intentos a las contracciones, las contracciones de los músculos abdominales, que aumentan la presión sobre el feto varias veces más. Además, la cabeza del niño, avanzando a través de los caminos sexuales de la madre, pellizca mecánicamente los vasos venosos. Esto contribuye al hecho de que las hemorroides aparecen al nacer.

Parto natural

Las hemorroides no son una contraindicación para el parto independiente, pero puede afectar su curso en diversos grados. La enfermedad puede alargar significativamente el periodo genérico. También este proceso puede ser más doloroso para el parturient.

Atencion El acto genérico en sí mismo es capaz de provocar un agravamiento de las hemorroides.

A veces, cuando la dentición, cuando el ano se expande, puede ocurrir un prolapso de los nodos internos del recto. Aquí lo principal es la reacción operativa de los obstetras, que deben moverse rápidamente hacia la formación hasta el cierre del anillo anal. Esto evitará la infracción de las hemorroides.

Una mujer embarazada debe saber cómo evitar las hemorroides durante el parto. Para hacer esto, necesita escuchar a la partera, no forzar demasiado los músculos del suelo pélvico, empuje solo cuando el médico le diga que respire correctamente.

Contraindicaciones para el parto a través del tracto reproductivo natural.

Sin embargo, la mejor manera de dar a luz a una mujer con hemorroides es solo un ginecólogo obstetra después de consultar a un proctólogo. Hay una serie de situaciones en las que se elige a favor de una cesárea:

  • Enfermedad en estadio IV
  • infección de nodos
  • trombosis de hemorroides,
  • hemorragia rectal frecuente severa.

Al realizar el parto quirúrgico, se excluye la carga sobre los órganos pélvicos y los músculos del suelo pélvico, lo que es preferible para las hemorroides graves. Pero esto no significa que las mujeres que dieron a luz con una cesárea, en el período postoperatorio, no haya factores que contribuyan a la aparición o el empeoramiento de las hemorroides.

Reposo en cama forzado, atonía intestinal después de la cirugía, que contribuye al desarrollo del estreñimiento, estancamiento de la sangre en la pelvis: todos estos factores afectan de manera adversa el estado de las venas hemorroidales. Por lo tanto, la activación temprana de las mujeres en el período postoperatorio y la posición elevada de la pelvis para la salida de sangre de las venas son tan importantes.

Prevención de las hemorroides y sus exacerbaciones durante el embarazo.

Mantener un estilo de vida activo y saludable es el método más eficaz para prevenir las hemorroides y sus exacerbaciones, que a largo plazo permite a una mujer dar a luz sin ningún problema proctológico especial. Además, debes seguir algunas reglas más:

  • No sentado durante mucho tiempo.
  • Vigilar cuidadosamente la higiene de los genitales, el ano, el perineo.
  • Consiga un banquillo blando regular con una dieta que incluya una cantidad suficiente de fibra (verduras frescas, frutas, ciruelas, pan de salvado) y productos lácteos. Si el estreñimiento de una dieta no se corrigió, puede usar medicamentos para normalizar las heces.
  • La inadmisibilidad de un fuerte esfuerzo durante un acto de defecación.
  • Ejercicio diario en forma de caminata, natación, yoga para embarazadas.
  • Ejercicios complejos diarios de ejercicios para fortalecer los músculos de la pelvis. Este método no solo ayuda a facilitar el acto de nacimiento y evitar el desgarro, sino que también promueve el vaciado de las venas rectales.
  • Adopción regular por parte de la mujer de la posición de rodilla-codo a partir de las 20 semanas de embarazo. En esta posición, el útero no causa la compresión de los vasos venosos principales y la sangre fluye libremente desde los plexos venosos. Esta es una excelente prevención de las hemorroides, que es tan difícil de eliminar durante el embarazo.

Además, debe ser examinado regularmente por un proctólogo para monitorear la patología. Tal vez le recetará un curso de fármacos flebotrópicos que aumentarán el tono venoso y fortalecerán la pared vascular.

Planificación para el embarazo con hemorroides

Una mujer que planea convertirse en madre, los expertos recomiendan encarecidamente hacerse una prueba de detección de la presencia de enfermedades crónicas y tratarlas antes del embarazo. Esto también se aplica a las hemorroides.

El proctólogo de consulta en la etapa de planificación del embarazo ayudará a comprender la gravedad del problema. El médico le dirá qué hacer y determinará las tácticas de tratamiento.

Además de los métodos médicos, en forma de pastillas de venotonics, supositorios y pomadas, el médico puede recomendar el tratamiento quirúrgico en casos más avanzados. No debe abandonar esta forma de resolver el problema, porque ahora se utilizan métodos de bajo impacto (coagulación con láser, escleroterapia, ligadura con anillos de látex y otros). Además, el tratamiento quirúrgico puede eliminar radicalmente esta enfermedad.

Actividades curativas durante el embarazo.

La penetración de drogas a través de la barrera hemato-placentaria limita el arsenal de herramientas para combatir las hemorroides durante el embarazo.

Además del régimen general y las recomendaciones dietéticas, la enfermedad se puede tratar con la ayuda de supositorios vegetales (Sea Buckthorn). El uso de tales métodos populares seguros también está permitido:

  • Lavar el perineo con decocciones de manzanilla, ortiga y lociones a base de ellas.
  • Lociones en el área anal de papas frescas y remolachas, trituradas con un rallador.

El tratamiento intensivo de las hemorroides antes del parto también se lleva a cabo en caso de que aparezcan síntomas agudos (dolor intenso, sangrado, ardor) con la ayuda de medicamentos seguros (Troxevasin, Ecusan, Venitan).

Revisiones de parto con hemorroides.

Anya:
Las hemorroides aparecieron en mi semana 37 de embarazo. Él no me causó mucha incomodidad, solo un poco de picazón. El ginecólogo dijo que tenía un nudo hemorroidal. Ya que estaba muy nerviosa, ella se apresuró a tranquilizarme de que esto no interferiría con el parto. Fue mi primer nacimiento, pero todo salió bien. Por supuesto, fue doloroso, pero el paquete no tuvo nada que ver con eso y prácticamente no aumentó después del parto.

Masha:
Después del primer embarazo y el parto, me enfrenté al problema de las hemorroides. A veces sentía picazón, dolor al ir al baño. Cuando quedó embarazada la segunda vez, el nodo se hizo más grande. Consulté a un proctólogo, quien me recomendó realizar ejercicios para fortalecer los músculos de la pelvis y no aumentó mis hemorroides hasta el final del embarazo. El parto transcurrió sin incidentes.

Por lo tanto, incluso una enfermedad tan desagradable como las hemorroides, en la mayoría de los casos, no puede impedir que una mujer se convierta en madre. Para el curso normal del embarazo y el parto, una mujer debe cuidar su salud y, a tiempo, ponerse en contacto con un proctólogo antes de dar a luz.

Prevención para un estilo de vida sedentario.

Cómo evitar las hemorroides al sentarse, preocupa a muchos empleados de oficina y conductores. Cuando la actividad laboral se asocia con estar sentado permanentemente en un lugar, es necesario comprender que un estilo de vida sedentario permanente conduce al desarrollo de una estasis sanguínea en las venas de los órganos pélvicos.

Para prevenir el desarrollo de las hemorroides, es importante tomar un breve descanso cada hora y levantarse de la mesa o salir del auto para calentar los músculos del piso pélvico. Durante quince minutos, debe doblar el tronco, caminar en el lugar, agacharse y saltar. Es útil apretar y aflojar los músculos glúteos y anales. Una gimnasia tan simple evitará el desarrollo de venas varicosas rectales y la formación de hemorroides.

Es mejor regresar a casa desde el trabajo a pie, en lugar de usar el transporte público. También es útil hacer caminar antes de acostarse. Es importante evitar estar de pie o sentado.

Al visitar el inodoro, debe evitar cualquier esfuerzo en los músculos de la pelvis. Una dieta adecuada ayuda a eliminar el estreñimiento y las heces regulares. También es importante beber mucha agua diariamente.

Una buena medida preventiva para los trabajadores de oficina y los entusiastas de los automóviles es un cojín especial contra las hemorroides. Es adecuado para cualquier persona y sirve para prevenir el desarrollo de la enfermedad, sus exacerbaciones, y es indispensable después de la cirugía. Las almohadas antihemorreicas vienen en diferentes tamaños y difieren en sus parámetros de carga.

Varias formas de productos le permiten elegir exactamente la almohada que le resulte más cómoda de usar. Esta almohada es ortopédica y le permite cambiar el punto de apoyo a la pelvis, evitando el contacto del área anal con el asiento de la silla.

Las causas de la enfermedad.

Junto con las causas principales, existen predisposiciones individuales, por ejemplo, el útero está localizado de tal manera que cuando aumenta, se producen hemorroides, ya que la circulación sanguínea en la región del ano se ve obstaculizada. En este caso, los expertos prescriben ejercicios especiales, aunque no hay un efecto particular en su desempeño. En este caso, solo el final del embarazo ayudará.

Los factores que provocan las hemorroides durante el parto pueden ser:

  • predisposición genética
  • paredes demasiado delgadas de los vasos sanguíneos
  • Varias enfermedades que sufrieron mientras esperaban al bebé.
  • Manera equivocada de vida antes de concebir un hijo.
  • trabajo físico pesado, incluida la transferencia de peso,
  • retrasos frecuentes en las heces
  • depresión y situaciones estresantes
  • estilo de vida sedentario
  • Falta de ingesta de líquidos y fibras.

La mujer notará los primeros signos de la enfermedad de inmediato. Una mujer que da a luz y experimente molestias en el área anal debe consultar a un médico. Para confirmar el diagnóstico, se realiza un procedimiento: palpación o examen del ano.

Si esto es necesario, para aclarar el diagnóstico, el especialista también puede prescribir un examen de rayos X del recto. Si no va a la clínica a tiempo y no comienza un tratamiento oportuno, es posible que las consecuencias no sean a favor del paciente. Dado que los lugares desplegables son fáciles de colocar, y si esto no se hace, seguirán cayendo incluso en un estado de calma. Después de un tiempo, puede ocurrir una necrosis tisular, que causa sangrado, y la pérdida ocasional de sangre eventualmente lleva a la anemia.

Puede haber otros factores desagradables. Estas son inflamaciones intestinales y enfermedades oncológicas.

Cuando aparecen síntomas de la enfermedad.

Cuando los vasos sanguíneos se hinchan en el ano en el segundo y tercer trimestre del embarazo, significa que el útero, al aumentar, no permite que el flujo de sangre pase normalmente. Y esta manifestación está justificada, especialmente si la mujer se mueve un poco. ¿Cómo ser para eliminar tales síntomas? En primer lugar, necesita obtener asesoramiento de expertos.

Si no hay contraindicaciones, es necesario entrenar los músculos de la pelvis y el perineo. En el mejor de los casos, estos ejercicios deben hacerse antes del embarazo. Evitar la enfermedad depende de cómo funcionan estos músculos, ya que el flujo de sangre se bombea.

Es posible que tomar un baño o una ducha caliente también mejore la situación. También debe excluir el uso de papel higiénico, y después de la silla es mejor lavar el ano con agua. Tales acciones, incluso menores, ayudarán a eliminar el riesgo de hemorroides durante las contracciones de parto.

Para prevenir la aparición de la enfermedad, es importante comportarse adecuadamente durante el parto. Por supuesto, la tarea no es primordial, pero debe entenderse que esta patología en 2 o 3 etapas puede ser un indicador para la cesárea.

Cómo evitar la aparición de la enfermedad durante el parto.

El parto es un proceso complejo, que es diferente para cada mujer. Durante las contracciones, los músculos del ano están muy tensos y los nódulos pueden caer fuera del ano. Hasta cierto punto, la intervención obstétrica ayudará a evitar la aparición de esta enfermedad, pero, sin embargo, es necesario cuidarse y cuidarse durante el embarazo.

Las hemorroides en sí mismas pueden complicar el proceso del nacimiento y hacer que sea el más doloroso. La opinión de muchos ginecólogos sugiere que el comportamiento correcto de las mujeres durante el parto ayudará a reducir el porcentaje de riesgo de patología. Para ello, asistir a cursos para futuras madres.

La aparición de hemorroides después del parto.

Todos los métodos recomendados son condicionales, ya que para eliminar esta patología, se requiere un enfoque individual para cada mujer. Como regla general, inicialmente se realiza una encuesta: ¿hubo hemorroides antes del embarazo? Así que simplemente no puede surgir, en cualquier caso - es una consecuencia de una enfermedad.

Не исключено, что для начала изучается работа желудочно-кишечного тракта или наличие панкреатита. Por lo tanto, antes de concebir un bebé, se recomienda someterse a todos los exámenes necesarios y tratar las comorbilidades para evitar la aparición de hemorroides durante el parto. Una excelente y asequible manera de prevenir que la enfermedad aparezca o se desarrolle es llevar un estilo de vida activo, si lo recomienda un médico. Durante el movimiento, todo el cuerpo trabaja y mejora la circulación sanguínea y, en consecuencia, el trabajo de los órganos internos.

También hay casos en que las hemorroides son la causa del exceso de peso corporal durante el embarazo. En este caso, no se puede hacer nada, habrá que esperar hasta el nacimiento, cuando todo pase.

En general, para evitar enfermedades, se deben seguir las siguientes reglas:

  • Aprende a dar a luz correctamente.
  • prestar atención a su dieta,
  • no permitir retrasos en las heces, y para normalizarlas se deben beber muchos líquidos, pero mejor que el agua. La única forma de normalizar la consistencia fecal,
  • Ejercicio diario y paseos al aire libre.
  • no debe levantar pesas y realizar trabajos físicos pesados,
  • Seguir las reglas de higiene básica.
  • tomar preparaciones vitamínicas
  • tratar de no comer en exceso durante el embarazo
  • controla tu peso
  • Siga las recomendaciones de los expertos.

Los nutricionistas recomiendan seguir una dieta especial.

Para que los vasos sean elásticos y puedan hacer frente a sus tareas de manera confiable, es necesario incluir una gran cantidad de líquido en la dieta, así como cereales, cereales, verduras frescas y frutas, por supuesto, aquellos para los cuales no hay reacciones alérgicas. En la dieta de una mujer no debe ser graso, dulce y salado, y no se puede beber alcohol y fumar. Con los malos hábitos habrá que separarse antes del embarazo.

El problema de las hemorroides en mujeres embarazadas.

Las hemorroides son la ampliación patológica del nódulo venoso rectal. Bajo sus tejidos mucosos hay una red circulatoria rica. Si los canales venosos se expanden y pierden su elasticidad, esto conduce a la formación de nodos. Las venas varicosas en las mujeres suelen aparecer en el fondo de las lesiones vasculares durante los movimientos intestinales con heces rígidas o debido a eventos hemorrágicos.

Durante la gestación, el desarrollo de tal enfermedad proctológica se debe principalmente a la tensión en los órganos de bajo crecimiento, lo que conduce al hacinamiento de las venas. Además, otros factores como:

  • Presión fetal en las estructuras intestinales, que se siente más fuertemente en pacientes en el último trimestre,
  • Los procesos digestivos cambian, lo que lleva a un estreñimiento severo,
  • La sangre se filtra a los órganos de las extremidades inferiores, lo que provoca un desbordamiento de los plexos venosos rectales,
  • La vida sedentaria, que conduce a la estasis de bajo nivel,
  • Movimiento intestinal en dos etapas, que es un movimiento intestinal en dos etapas a intervalos de una hora,
  • Abuso de platos picantes o demasiado salados,
  • Si el paciente sufre de estreñimiento crónico,
  • Trastornos digestivos, que se acompañan de diarrea que dura varios días,
  • Arrastrando pesos.

Cuando la aparición de hemorroides durante el embarazo ocurre en la segunda mitad de la gestación, el nacimiento solo agrava esta condición patológica, si la mujer ha sobrevivido al menos un nacimiento, entonces la probabilidad de su patología hemorroidal aumenta 5 veces, en comparación con las pacientes que nunca han dado a luz. . Además, si una mujer tiene aproximadamente 20 años y concibió por primera vez, entonces la probabilidad de desarrollar venas rectales varicosas en ella es tres veces menor que la de las niñas de 30 años que quedan embarazadas por primera vez.

¿Qué es venas varicosas peligrosas?

Según las estadísticas, las hemorroides aumentan con la frecuencia suficiente en las mujeres embarazadas, sin embargo, este hecho no significa que el embarazo sea la causa de ese problema proctológico, ni que las hemorroides durante el embarazo sean una complicación natural. Por lo tanto, no es necesario calcular la probabilidad de patología; si aparecen síntomas alarmantes, es necesario acudir de inmediato a un especialista para obtener las citas necesarias. Esto es extremadamente importante, ya que además de la masa de sensaciones incómodas, esta dolencia proctológica puede provocar trastornos en el curso normal del proceso de embarazo durante el tercer trimestre, durante el parto y en el período posparto.

Muchas mujeres ignoran la patología, considerando que las hemorroides durante el embarazo son inocuas y seguras. Pero esta afirmación es errónea. Si se inicia la enfermedad, entonces puede desencadenar el desarrollo de anemia, en la que los recuentos de hemoglobina caen críticamente. Además, la formación de hemorroides puede conducir posteriormente a patologías del sistema musculoesquelético, piel y estructuras urinarias.

Si la incomodidad con las venas intestinales varicosas se manifiesta de manera muy aguda, la mujer tratará de evitar ir al baño hasta el final. Tal enfoque es peligroso para el desarrollo de estreñimiento severo, la aparición de una variedad de microtraumas en las membranas mucosas intestinales que aparecen durante el paso de una heces duras en el recto. Tales procesos provocan el desarrollo de la inflamación; si no se trata, el daño se extenderá a las estructuras vecinas. Además, el estreñimiento en el fondo de las hemorroides provoca la acumulación de sustancias tóxicas en el cuerpo de mamá, lo que también afecta negativamente al feto y su desarrollo.

Principios de prevención

La prevención de las hemorroides en mujeres embarazadas es extremadamente importante, ya que la patología es peligrosa por el desarrollo de complicaciones. Los principales principios de la prevención de las varices hemorroidales son:

  1. Normalización de los procesos digestivos.
  2. La exclusión de todos los factores que pueden desencadenar el desarrollo de la patología durante la gestación,
  3. Reconstruyendo la dieta para alimentos extremadamente saludables.
  4. Ajuste de estilo de vida anterior
  5. Eliminación completa del aumento del esfuerzo físico.
  6. También para prevenir las hemorroides ayudará a excluir situaciones que involucran hipotermia,
  7. Higiene personal e íntima,
  8. El uso de drogas carminativas,
  9. Realización de gimnasia para la prevención de la patología.

En algunos casos, cuando mamá se encuentra en una zona de alto riesgo para el desarrollo de patología, se le puede prescribir profilaxis médica para el desarrollo de venas hemorroidales varicosas, pero solo un médico puede hacer tal cita.

Medicamentos para la profilaxis.

Si solo necesita prevenir el desarrollo de hemorroides, los medicamentos se limitan a medicamentos exclusivamente laxantes. Por lo general, se usan solo para el estreñimiento, pero no para abusar, de lo contrario solo puede empeorar la condición. En las primeras manifestaciones de la patología de la mamá, la profilaxis se realiza con medicamentos como Proktoglvenenol, Roxerutina (Troxerutin, Troxevazin) o Venitan gel, Hepatrombina y derivados de escina (Eskuzan, Aescin, Reparil) Ginkor-Forte, etc. No es malo que pueda prevenir la inflamación, o extracto de belladona.

Roxerutina y sus derivados se usan generalmente para prevenir la inflamación crónica de las hemorroides. Estos medicamentos reducen la permeabilidad vascular y la fragilidad capilar, y también proporcionan un efecto antiinflamatorio. Los derivados de la escina son de origen vegetal y están hechos de semillas de castaño de indias. Estos medicamentos proporcionan un pronunciado efecto antiinflamatorio, tonifican las paredes venosas, restauran la circulación sanguínea en los vasos pequeños, reducen la inflamación de los nódulos y previenen la formación de coágulos y adelgazan la sangre. Doxium (dobesilato de calcio) tiene un efecto similar.

Venitan Gel tiene un efecto analgésico y antiprurítico. Misvengal: la droga es un extracto de hierbas medicinales y plantas como castaño silvestre y caléndula, rizomas zhivkosty, milenrama, rizomas de genciana y bolsa de pastor, manzanilla, etc. Esta composición extremadamente natural mejora el flujo de sangre de las venas y fortalece los vasos sanguíneos, proporciona un efecto analgésico local, reduce la inflamación del tejido Ayuda a la curación de úlceras y formaciones erosivas, fisuras anales. Proporciona un efecto desinfectante y antiinflamatorio.

Fundamentos de la dieta

Cómo evitar las hemorroides durante el embarazo, si no con cambios en la dieta. Un programa de nutrición preventiva para niñas en una posición diseñada para prevenir el estreñimiento. En cantidades estrictamente limitadas, puede comer harina, carne de cerdo y productos lácteos grasos. El pan blanco es mejor no comer, reemplazándolo con centeno, y en lugar de azúcar, tome té con miel. También es necesario evitar el abuso de frutas, cebollas y legumbres no maduras. Lo que debe estar presente en la dieta necesariamente:

  • Verduras como zanahorias y remolachas, brócoli y coliflor, maíz, etc.
  • Cortar
  • Cultivos de cereales como la cebada o la harina de avena,
  • Frutas secas como albaricoques secos, pasas, ciruelas, etc.
  • Agua mineral rica en magnesio y azufre.

Una mujer debe seguir un régimen diario de bebida, beber al menos 2 litros de agua por día. Si, observando estos principios de nutrición, no fue posible evitar el desarrollo de las várices hemorroidales, entonces es necesario endurecer la dieta, eliminando por completo las especias picantes, los pepinillos y los pepinillos. Son ellos quienes provocan la entrada de sangre en la región poco perezosa, en particular en el recto y el ano, lo que conduce a la formación de bultos hemorroidales.

A mediados del tercer trimestre, se recomienda comenzar a tomar aceite de oliva en una cuchara grande una vez al día. Para la prevención de las varices en las venas hemorroidales en el período posparto, beba mucha agua, ya que se requiere una gran cantidad de líquido para la producción de leche. Después del nacimiento, los músculos pélvicos se estiran, se vuelven lentos, lo que solo contribuye al estreñimiento y, por lo tanto, a la exacerbación de la inflamación hemorroidal.

Ejercicio de gimnasia

Uno de los elementos preventivos obligatorios contra el desarrollo de las venas rectales varicosas es la gimnasia. Si una niña tiene un trabajo de pie o sentado, debe realizar un breve calentamiento por 10 minutos cada hora. Si no hay posibilidad de realizar ejercicios gimnásticos completos, entonces puede usar técnicas isométricas que sugieran alternar la tensión y la relajación del tejido muscular.

Ayuda a prevenir las várices hemorroidales profilácticas cuando se descansa sobre su espalda, mientras que necesita colocar una pequeña almohadilla debajo de la pelvis. Diariamente es necesario realizar dichas sesiones de descanso 3 veces, cada sesión durante un cuarto de hora. La caminata no debe ser demasiado larga (no más de una hora), de lo contrario la mujer tendrá una carga venosa excesiva, lo que aumentará el riesgo de desarrollar hemorroides.

Hacer gimnasia e ir a la piscina debe ser desde las primeras semanas de embarazo, si, por supuesto, no hay contraindicaciones. En general, el médico debe compilar la gimnasia de forma individual, teniendo en cuenta las características de la gestación, las amenazas y los riesgos, así como el momento de la gestación.

No menos importante para la prevención de la inflamación hemorroidal en mujeres embarazadas y la higiene personal. Durante el período de gestación, la niña debe abandonar el uso de papel higiénico. Es mejor limpiar el ano con toallitas húmedas y, después de cada movimiento intestinal, lavar el ano con agua tibia con jabón hipoalergénico para niños.

  • El masaje con un chorro de agua fría dirigido al ano también tiene buenas propiedades preventivas. Irrigar el ano de la ducha con agua fría no debe durar más de 15-20 segundos.
  • No está mal hacer frente a la prevención de patologías y decocciones medicinales, que se utilizan para limpiar el perineo y el pasaje anal.
  • En caso de una emergencia, debe llevar papel higiénico o servilletas mojados en su bolso.
  • Respetar la higiene íntima es increíblemente importante en la prevención.
  • Si no cumple con los requisitos de higiene, la patología puede empeorar o ir a una forma más compleja, cuando las varices hemorroidales se acompañan de infecciones inflamatorias.

Si una niña está en riesgo de desarrollar hemorroides, definitivamente debe prestar especial atención a la higiene íntima para que la zona anorrectal se mantenga siempre en un estado de perfecta pureza. Si sigues estas simples normas de higiene, las hemorroides no se verán afectadas durante la gestación.

Medicina popular

El uso de remedios populares muestra muy buenos resultados en términos de prevención de problemas proctológicos en mujeres embarazadas. Hay muchas recetas probadas, por ejemplo, viburnum con agua. Llevan 2 cucharadas grandes de bayas a un vaso de agua, hierven durante 30 minutos a fuego lento, luego vuelven a agregar agua al volumen original y hierven nuevamente. También es útil para la profilaxis antihemorreica una decocción de las médulas óseas, que está hecha de un vaso de agua hirviendo y una cucharada grande de hojas de plantas. La mezcla se hierve durante 10 minutos y luego se filtra y se bebe en una cuchara grande cuatro veces al día.

Eficaz para la prevención de patologías proctológicas en mujeres embarazadas y jugo fresco de fresno de montaña, que puede endulzarse para degustar y beber ½ taza tres veces al día con agua fría. Útil para la prevención y la mezcla de frutos secos con miel. Se prepara a partir de 300 g de ciruelas, albaricoques secos y miel, mezclado con 200 g de miel. Las frutas secas son molidas previamente en una picadora de carne.

En el tono uterino normal, es útil tomar bandejas sedentarias con infusiones de hierbas. Prepare tales infusiones de plátano y ortiga (20 g de la mezcla), que vierten 2 litros de agua hirviendo e insista debajo de la tapa durante 2 horas, luego vierta otros 3 litros de agua. Luego debe verter agua en la cuenca y sentarse en ella, la duración del procedimiento es de 5 minutos, todo lo que necesita hacer 12 procedimientos, uno cada noche. También puedes lavarte por la noche con la decocción de manzanilla o infusiones de caléndula, hierba de San Juan, trébol, etc.

Recomendaciones de especialistas

Los expertos recomiendan que para evitar la inflamación hemorroidal de las mujeres embarazadas, siga algunas recomendaciones. En primer lugar, al vaciar los intestinos, es necesario controlar estrictamente la tensión muscular, es importante no permitir intentos excesivos y sobreentrenar, lo que ayudará a corregir la dieta.

En segundo lugar, debe ajustar su cuerpo para que los procesos de defecación se produzcan al mismo tiempo, no en el trabajo ni a toda prisa, sino en un ambiente hogareño. En tercer lugar, es categóricamente inaceptable que cuando se usa una banda prenatal, la pelvis está demasiado ajustada. Tal tirón puede provocar un flujo sanguíneo deficiente, mientras que incluso una prevención competente no ayudará a escapar de las hemorroides.

Los médicos recomiendan que se preste una atención importante a factores como el sobrepeso y las patologías tiroideas, ya que las medidas preventivas antihemorrholas se combinan necesariamente con el monitoreo de la salud general del paciente.

Cómo reconocer los síntomas de ansiedad.

Al escuchar las señales de su cuerpo, una mujer siempre podrá notar la aparición de las primeras campanas alarmantes que indican el desarrollo de venas varicosas. Esto permitirá tomar medidas oportunas para el tratamiento, de lo contrario, la patología puede empeorar, lo que complicará increíblemente el parto.

  1. Las hemorroides pueden ser de naturaleza interna o externa.
  2. En cualquier forma, se observa picazón, ardor y sensación de un objeto extraño en el ano.
  3. Si se ha desarrollado un tipo interno de patología, entonces sin tratamiento entrará en una forma externa, entonces habrá un dolor pronunciado de los conos, su sangrado.

Cada defecación comenzará a causar un dolor insoportable y sangrado, que es una infección peligrosa. Para evitar esto, es necesario adoptar un enfoque responsable para la prevención de las várices hemorroides, para seguir las recomendaciones de un obstetra-ginecólogo.

Características de la aparición de las hemorroides durante el embarazo.

Algunas de las causas de las hemorroides ocurren antes del embarazo, otras se forman en niñas adolescentes. Estos incluyen:

  • falta de voluntad para moverse, realizar actividad física: elimina el masaje natural de los intestinos, provoca estreñimiento, esfuerzo y exceso de peso,
  • nutrición inadecuada - una cantidad significativa en la dieta de alimentos grasos, confitería, dulces, platos picantes, falta de frutas y verduras - causa estreñimiento y esfuerzo excesivo, aumenta el peso corporal,
  • Profesiones "sedentarias" o de larga data (docentes, peluqueros, secretarios, oficinistas, vendedores): el constante estancamiento de la sangre en la parte inferior del cuerpo contribuye a la expansión de las cavidades hemorroidales.
  • pasión por los tipos intensos de esfuerzo físico (culturismo, equitación y ciclismo), acompañados por un aumento de la presión intraabdominal, lesiones en el área rectal,
  • diferentes tipos de obesidad
  • sexo anal
  • Herencia disfuncional: debilidad de las paredes vasculares asociada con una producción insuficiente de colágeno en el cuerpo.

Estos factores provocan las hemorroides en el 7% de las mujeres que no han dado a luz. Pero cuanto más tiempo soportó la madre, más a menudo se une la lesión de los nódulos rectales. Las estadísticas muestran un aumento en la prevalencia de la patología después del parto en 5 veces. Esto se debe al impacto de causas adicionales que aparecen solo en mujeres embarazadas.

С первой недели развития плода в крови будущей матери растет концентрация гормона прогестерона. Он вырабатывается желтым телом, затем плацентой. Уровень к III триместру превышает первоначальный в 20 раз. Основное значение — обеспечение прочной имплантации эмбриона, организация его питания. Por lo tanto, la hormona reduce significativamente el tono de los músculos del útero, permite el crecimiento de los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, el mismo efecto se extiende a la capa muscular del intestino, que inhibe la peristalsis y causa estreñimiento.

Si una mujer se ve obligada a empujar durante una evacuación intestinal, entonces aumenta la tensión de las estructuras de las hemorroides, se desprenden de la forma interna y se manifiestan como bultos dolorosos alrededor del ano. Con un aumento moderado en el tono de los nódulos, se cae solo un mes antes del parto, cuando la progesterona disminuye y el estrógeno aumenta. La contractilidad de los músculos del útero aumenta, el cuerpo está preparado para el parto.

La presión directa del útero agrandado sobre el recto y el empuje hacia atrás se siente desde la segunda mitad del término. Poco a poco, la fruta alcanza un tamaño significativo, cae por debajo. El próximo nacimiento de gemelos (partos múltiples), la gestación de un bebé grande, los polihidramnios aumentan la importancia de este factor.

Durante el paso de la cabeza a través del canal de parto, los vasos venosos pélvicos de la madre se comprimen y la presión intraabdominal de los intentos aumenta. La partera ve la aparición de nodos agrandados y los coloca a mano.

Por razones indirectas incluyen:

  • La capacidad de la progesterona para aumentar el apetito: los alimentos excesivos y la necesidad de alimentos salados interrumpen la dieta, causan estreñimiento y aumento de peso.
  • Al disminuir el flujo de sangre en el recto en el tercer trimestre debido a una actividad motora insuficiente, a la mujer le resulta difícil caminar mucho, tiene que descansar más.

¿Por qué es el riesgo de hemorroides en mujeres embarazadas y durante el parto?

La combinación de factores negativos conduce al desbordamiento y al estancamiento de la sangre en las estructuras hemorroidales del canal rectal. Las paredes de las cavidades se adelgazan, pierden su elasticidad y se convierten en formaciones saculares: nodos. Al mismo tiempo, el ligamento interno, que corrige las cavidades, está sujeto a destrucción. Esto causa la pérdida de nódulos en la luz del ano en el 30% de las mujeres. Otros 2/3 caen sobre la forma externa de la enfermedad.

Los síntomas iniciales generalmente se encuentran en la segunda mitad del embarazo. En respuesta al estiramiento, se liberan sustancias especiales (cininas) de la pared de la formación de hemorroides. Causan inflamación aséptica, ayudan a formar coágulos de sangre. Luego se une a la acción de la flora bacteriana intestinal, lesión a masas fecales rugosas. La inflamación se activa hasta la transición al tejido circundante.

Cabe señalar que las bacterias no son contrarrestadas por la protección inmunológica local, ya que toda la inmunidad de la madre protege al niño.

Una mujer siente síntomas desagradables: dolor durante la defecación, pérdida de mucosidad del ano, picazón, sangre en el papel higiénico.

Prevención de enfermedades durante el embarazo.

Para prevenir las hemorroides antes del parto, los obstetras-ginecólogos recomiendan:

  • no para evitar los exámenes y no ocultar al médico la aparición de nuevos signos,
  • tomar medidas para vaciar regularmente el intestino,
  • controlar la plenitud de la dieta,
  • para garantizar la implementación de procedimientos higiénicos (lavado por la mañana y por la noche, después de las heces),
  • Mantener el modo motor, realizar ejercicios especiales.

Para prevenir la exacerbación de las hemorroides crónicas en el contexto del embarazo, los obstetras distinguen 3 grupos de mujeres de acuerdo con diferentes tácticas de observación y la necesidad de prescripción profiláctica de medicamentos:

  • I - cualquier manifestación está ausente, no se requiere tratamiento, los signos ayudan a eliminar el régimen correcto, caminatas, dietas, terapia física,
  • II - las mujeres tienen nódulos agrandados, las hemorroides se evalúan en el estadio II-III, los síntomas son bastante pronunciados. La prevención necesaria consiste en la prevención de complicaciones, el tratamiento mediante métodos conservadores disponibles (pomadas, supositorios rectales, lavado y baños con decocción antiinflamatoria de hierbas, ingesta de medicamentos seguros para el feto). La dieta y el régimen complementan el complejo médico,
  • III - incluye mujeres con partos repetidos, recurrencias frecuentes de hemorroides, ganglios no invasivos. La supervisión y el tratamiento se requieren constantemente, a menudo hay una necesidad de hospitalización (especialmente en relación con el sangrado y la infracción de los nodos). Los proctólogos junto con los ginecólogos deciden el problema del tipo de parto, la posibilidad de una cesárea y la duración de la cirugía.

Como medida temporal, se utilizan métodos mínimamente invasivos (escleroterapia, coagulación con láser, criodestrucción, ligadura). Están contraindicados en fisuras rectales, trombosis, paraproctitis. No hay garantía de que al comienzo de las contracciones del parto en el parto no se produzca una nueva agravación. Por lo tanto, este grupo es el más peligroso en riesgo de complicaciones.

Reglas de poder

Para prevenir el estreñimiento con los alimentos, los médicos aconsejan:

  1. Control del modo de consumo: si no hay contraindicaciones, debe tomar líquidos de al menos 1,5 litros por día. 200 ml - siempre con el estómago vacío. Tome una botella con agua para caminar y tome unos sorbos en media hora.
  2. Introducir en la dieta alimentos que contengan fibra y oligoelementos (verduras, frutas). Evite comer en exceso, desbordamiento de estómago. Coma comidas pequeñas cada 2.5-3 horas.
  3. Para controlar la calidad de los productos, cocinar. Evite la carne pesada frita y los alimentos ahumados.

Es necesario rechazar lo siguiente:

  • caldos grasos de carne y pescado,
  • Platos de cordero, ganso, cerdo, tocino,
  • condimentos picantes y especias
  • cebollas y ajo,
  • encurtidos, encurtidos, enlatados, productos semiacabados,
  • Champiñones, coles, legumbres, pan de centeno.

  • Pastas frescas y pastas, pastas,
  • arroz y sémola,
  • gelatina, café, té fuerte, agua con gas,
  • leche grasa y requesón, crema agria,
  • de bayas y frutas - arándanos rojos, arándanos, peras, membrillos, uvas, granadas, cornejos,
  • el chocolate

Durante el embarazo son útiles:

  • Frutos secos (albaricoques secos al vapor, higos, ciruelas, compotas),
  • manzanas, plátanos,
  • platos de verduras (ensaladas, sopas vegetarianas, guisados) de tomates, coliflor, remolachas, zanahorias, calabacines, calabazas con verduras,
  • bayas dulces, nueces,
  • carne hervida y caldo de pollo, carne de res, pescado magro,
  • Gachas: trigo sarraceno, harina de avena, cebada, trigo,
  • té verde, decocción dogrose, jugos frescos, agua mineral sin gas,
  • Los productos lácteos fermentados deben elegir grasas reducidas (kéfir, yogur, yogur, ryazhenka).

Actividad fisica

Los movimientos activos ayudan a las mujeres embarazadas a combatir la estasis sanguínea en la parte inferior del cuerpo, fortalecer los músculos del recto y el perineo. Se debe realizar regularmente:

  • ejercicio matutino
  • caminar media hora dos veces al día,
  • Deja de usar el ascensor.

No se recomienda llevar bolsas pesadas, lavarlas a mano o lavar pisos.

Los ginecólogos aconsejan dominar un conjunto de ejercicios de Kegel para el perineo. Te ayudarán a recuperarte más rápido después del parto. Los ejercicios para los abdominales, la cintura, los glúteos, los estiramientos de las articulaciones son capaces de activar el flujo sanguíneo.

Para el trimestre I-II, se permite doblar hacia los lados desde la posición vertical, sorbiendo a los pies mientras está sentado, tirando hacia el pecho de las rodillas que están sobre la colchoneta.

En el tercer trimestre, los ejercicios se realizan sentados en una silla, las piernas se tiran hacia adelante y se llevan a los lados. Es importante hacer gimnasia a un ritmo lento, para seguir la respiración.

Medidas de higiene

Para una mujer embarazada, es importante tomar una ducha caliente todos los días. Con nódulos agrandados, se recomienda dirigir la corriente hacia la zona anal (masaje con agua).

Es necesario lavarse por la mañana y por la noche, después de cada movimiento intestinal. Se recomienda agregar una decocción de hierbas de un conjunto de remedios caseros (caléndula, manzanilla, celidonia) para obtener una solución ligeramente rosada de permanganato de potasio.

Fuera de la casa es mejor usar toallitas húmedas después del inodoro. La compra de papel higiénico debe ser de variedades no gruesas.

Tratamiento preventivo

Para las mujeres con exacerbaciones frecuentes de hemorroides durante el embarazo, es importante detener la propagación de la inflamación para prevenir la infección del feto. Las drogas a menudo están contraindicadas, especialmente en el primer trimestre. Elegirlos tú mismo no es recomendable.

Es preferible utilizar preparaciones tópicas en forma de pomada o gel, supositorios rectales. Prácticamente no se diseminan a lo largo del torrente sanguíneo general. Considerado seguro:

  • Pomada de Fleming a partir de extractos de plantas,
  • Pomada de heparina en riesgo de trombosis,
  • droga Borny (creado por la receta china),
  • gel Troxevasin - alivia la picazón y el llanto,
  • Vishnevsky ungüento - basado en alquitrán de abedul contrarresta efectivamente la inflamación,
  • Velas de alivio, Relief Advance - tienen efecto anestésico y antiinflamatorio,
  • Velas con aceite de espino amarillo: dan un suave efecto antiinflamatorio.

¿Cómo prevenir las hemorroides durante el parto?

Las hemorroides primarias se pueden manifestar durante las contracciones en mujeres que no han sido previamente alteradas. Para evitar dañar los nodos, debe escuchar a la partera y seguir sus órdenes. Los consejos ayudan a concentrarse en forzar solo los músculos correctos, para evitar el desgarro y el sangrado.

Si una mujer no está preparada para el tratamiento preventivo del parto, es posible que se infrinjan los nódulos caídos, la trombosis aguda y el sangrado. Con las hemorroides internas del estadio III-IV, se produce hinchazón de los órganos genitales, la propagación de la inflamación a los tejidos adyacentes (paraproctitis), la formación de pasajes fistulosos. Los pacientes debilitados están amenazados con sepsis. La condición es peligrosa para el feto.

El riesgo de complicaciones está creciendo:

  • con un peso de 4 kg o más,
  • En caso de debilidad de las contracciones uterinas,
  • Cuando una mujer en edad laboral es mayor de 40 años.

En muchos centros perinatales se practica el parto vertical. Se consideran menos traumáticos, reducen el período de contracciones en 2-3 horas. Según los obstetras, si, en partos horizontales, cada cuarta mujer tiene que cortar el perineo para facilitar el paso de la cabeza fetal, la versión vertical requiere esta intervención solo en el 5% de los casos.

La prevención de las hemorroides después del parto se encuentra en el extremo levantado de la pierna de la cama para facilitar el flujo de sangre. Se observa ponderación incluso con cesárea. Esto se debe al reposo forzado, movilidad limitada.

El tratamiento del perineo se realiza mediante lavado con antisépticos.

Después de ser dado de alta en casa, la mujer debe seguir una dieta, hacer ejercicio gradualmente para restaurar el marco muscular del suelo pélvico.

Dependiendo de la consulta con el proctólogo, la cuestión de la conveniencia del tratamiento quirúrgico se decide o se prescriben medios conservadores.

Consejos sobre las hemorroides para futuras madres.

No es de extrañar que los ginecólogos le aconsejen comenzar a preparar a las niñas embarazadas lo antes posible. Las hemorroides se pueden evitar si presta atención a la prevención de enfermedades del sistema digestivo y cardiovascular, la educación física. Los proctólogos lo consideran necesario para las futuras madres:

  1. Tenga cuidado con la hipotermia de las piernas, la cintura, use ropa y zapatos de acuerdo con la temporada sin exponer la espalda.
  2. Detenga el uso de la braga, la ropa interior y los pantalones (crea lesiones en la zona anal, contribuye a un aumento de la presión intraabdominal).
  3. No se siente en el inodoro durante más de 5 minutos.
  4. Realizar ejercicios preventivos en pausas con una profesión "sedentaria".
  5. Camina mas
  6. No participar en deportes de potencia.
  7. Es mejor para las mujeres embarazadas acostarse sobre su lado izquierdo, en la posición sobre la espalda en el tercer trimestre, el útero ejerce presión sobre el recto y contribuye al estancamiento.

Las hemorroides a menudo acompañan y pesan durante el embarazo. Las medidas oportunas para prevenir la exacerbación ayudan a proteger a la madre y al bebé de los problemas posteriores. La implementación de las recomendaciones del médico debe observar estrictamente, no escuchar los consejos de personas incompetentes.

Pin
Send
Share
Send
Send